Equipos de cocina, consumo y medidas de ahorro de eficiencia energética

electrodomesticos en la eficiencia energética

Medidas de ahorro y eficiencia energética en cocinas.

Para electrodomésticos como puede ser el caso de cocinas y hornos puede que utilicemos gas, pero para el resto de nuestros electrodomésticos vamos a utilizar la energía eléctrica.

Si aplicamos una serie de medidas en nuestra propia casa hará que ahorremos y a la vez favorecerá también en la eficiencia energética. Estas medidas son:

–          Todos los equipos de nuestras cocinas los intentaremos utilizar con capacidad de carga completa, es decir, cada vez que pongamos la lavadora aprovecharemos y lavaremos lo máximo posible, al igual que puede darse el caso con el lavavajillas. Sería bueno que antes de comprar un electrodoméstico de este tipo nos paremos a pensar cuál va a ser la carga que yo voy a necesitar para aprovechar al máximo su rendimiento.

–          Es muy bueno que todos los equipos estén limpios y tengan realizado un buen mantenimiento, así además de alargar la vida útil de ellos también estaremos ahorrando energía.

En cualquiera de nuestros hogares el consumo energético en las cocinas es muy elevado, y por tanto un punto a tener en cuenta es visualizar cual es el consumo exacto y aplicar una serie de medidas de ahorro y de eficiencia energética.

El frigorífico

El consumo de nuestro frigorífico va a depender de las características que tenga, como puede ser la capacidad, donde esté ubicado, el número de compresores que dispone, lo eficiente energéticamente que sea, etc.

Es uno de los más utilizados y que más consume de la casa, ya que su uso es continuado. Se establece que aproximadamente el 19% del consumo eléctrico de una casa se debe a congeladores y frigoríficos. Cada aparato llevará una etiqueta energética, en la que se nos informará, la eficiencia que tiene dicho aparato, expresado con unas letras.

Como ya hemos comentado antes, es muy importante la ubicación que le vayamos a dar a nuestra nevera, teniendo además en cuenta que la ventilación trasera sea la adecuada y que lo tengamos alejado lo más posible de las fuentes de calor. Como con el resto de equipos, tenemos que tener un mantenimiento adecuado para el correcto funcionamiento. En el caso de los frigoríficos retiraremos la escarcha que se forme. Ajustaremos el termostato, no meteremos comidas calientes, evitaremos aperturas innecesarias, limpiaremos la parte trasera del frigorífico y controlaremos como están las gomas para que no se produzcan fugas.

La lavadora

En nuestras lavadoras el consumo dependerá de diferentes factores, como puede ser, la carga que le pongamos, la temperatura de lavado, las revoluciones de los centrifugados, etc.

Para ver un ahorro en nuestro consumo cada vez que lavemos nuestra ropa intentaremos:

  • Utilizar programas en los que la temperatura sea baja
  • Si es posible sustituiremos nuestra lavadora por otra mucho más eficiente
  • Aprovecharemos y lavaremos el máximo de ropa en cada lavado, reduciendo así el número de lavados.

El Lavavajillas

Al igual que ocurre con las lavadores el mayor consumo de nuestro lavavajillas se produce con el calentamiento del agua.

Si queremos conseguir ahorros energéticos deberemos de:

  • Elegir lavavajillas eficientes cuando vayamos a realizar nuestra compra.
  • Mantendremos a nivel adecuado los depósitos tanto de sal como de abrillantador para que el lavado se realice correctamente.
  • Pondremos programas de lavado con bajas temperaturas, o lo que algunos equipos tienen ya que son los lavados económicos o cortos
  • Pondremos nuestro lavavajillas sólo cuando esté completamente lleno.

Los equipos de cocinado o cocción

Las medidas en cuanto a los equipos de cocinado son:

  • Las cocinas de gas son mucho más eficientes que las de luz tan de moda últimamente.
  • Si se da el caso que no podemos disponer de una cocina de gas y tiene que ser eléctrica, mejor instalar una de inducción que no una vitrocerámica que las de inducción son mucho más eficientes porque se reducen los tiempos de cocción de una manera considerable.
  • Utilizaremos el microondas en lugar del horno.
  • Cocinar con ollas de alta presión reduce los tiempos de cocción y hace que ahorremos energía de una forma considerable.
  • Colocaremos la tapadera en ollas y cazuelas, así ayudaremos a que se concentre el calor mejor.
  • Aprovecharemos el calor residual para los últimos momentos de la cocción de nuestros platos.

Es interesante releer la guía de eficiencia energética del IDAE… AQUÍ.

Anuncios